27 marzo 2006

 

Desde el exilio

Cansada de una guerra unilateral, me fuí al "exilio". No sé si ha sido la mejor opción, ni la más valiente, ni la más eficaz...Las alternativas no eran muchas. Hablaban de conflicto, de lucha abertzale, de libertad, de autodeterminación...La atmósfera: agobiante; con miedo en silencio. Presión porque cualquier ocasión se aprovecha para "politizar", sobretodo en la docencia...En la montaña, el ahogo llega al límite...Todo el que no piense "igual", pasa a ser "OBJETIVO"...objetivo de una diana...podrías ser el próximo...El próximo en saltar por los aires, el próximo en que te destrocen tu lugar de trabajo, el próximo en que tu casa estalle, el próximo en que tu familia peligre...
Se aprende a vivir con la boca muda, la voz callada, como si nada pasara...Mirando los bajos del coche, cambiando las rutas de vuelta a casa, atento si alguien te sigue...y no somos agentes secretos, precisamente; si no ciudadanos normales y corrientes, que simplemente pensamos diferente.
Llega un momento, en que la situación es inadmisible. Entonces, me quedo, lucho y me enfrento...o me marcho hacia otras tierras más tranquilas...Los valientes se quedaron; los cobardes, nos marchamos. No sé si fué la mejor opción...pero he vivido y vivo serena, con una paz interior que nunca conocí...con gentes amables, hospitalarias...que ante todo aprecian a las personas, sin importar su ideología, sin justificar el fin al precio que sea...
Siempre he mantenido mi tierra viva en mi corazón, en ella están mis ascendentes familiares. Ha sido doloroso separarme de ella... y de la gran mayoría de mis NOBLES PAISANOS...pero menos doloroso que vivir un conflicto entre "hermanos"...Ahora dicen que todo esto ha acabado...que la ansiada paz llegará...¿qué harán con el odio cosechado?...¿cómo podrán recuperar a la LIBERTAD desde su retiro? Ahora, quizá sea la paz quien no quiera volver...El tiempo, como siempre dirá...
Escrito con la mayor ESPERANZA para mi añorada tierra navarra.

13 marzo 2006

 

El café

Julia se sienta ante el café expreso y pierde su mirada en la espuma. Son los únicos momentos del día que los dedica a sí misma y a sus pensamientos. Una vez por semana visita al psicólogo. La terapia, dicen, que la ayuda.
Yo creo que lo que de verdad necesita es alguien con quien compartir esa mirada, que la mime y la consuele. Sin decir nada, sólo con estar presente.
Sin embargo, no puede evitar sentirse sóla, no puede evitar sentir la presión de responsabilidad que en ocasiones la ahoga. Perfeccionista y exigente, ha creado a su alrededor una coraza, dando la impresión que todo lo soporta. Casi nadie cuestiona el esfuerzo diario que requiere su vida: Es ella y en ella es posible!
Pero Julia se siente cansada, agotada...¿por qué nadie acude a arroparla?
Parece que sus lamentos nadie escucha...¿será que no sabe hablar en alto?
Parece que su esfuerzo no existe
parece que su dolor no significa,
parece que su risa no agrada,
parece que su amor no basta...
Quizá es que no miró en el sentido correcto.
Porque al final sí acude alguien a su encuentro,
porque quien menos esperaba ofrece su mano.
porque es bueno valorar quien está a su lado,
porque en el cielo hay una estrella que ilumina su paso,
porque hay que dejar atrás el pasado,
porque un hermano encontró en el camino...

09 marzo 2006

 

El bosque

Caminando sobre tus hojas, caídas en el suelo, la sombra eclipsa la luz entre las ramas de tus árboles. El siencio en el viento, el secreto del bosque...escucha...¿oyes? Las hayas recogen lo que quiere decir el corazón, oyen cantar al alma cuando el silencio permanece. Su música es poesía, libre entre la maleza.
La naturaleza guarda los secretos de quienes vinieron a contarle su plegaria, su dolor o su alabanza.
El bosque, en su conjunto, es confidente de los que dejaron volar el encanto de sí mismos.

03 marzo 2006

 

Sirenas del alma

"Ten cuidado con los sueños, son las sirenas del alma.
Ellas cantan, nos llaman, las seguimos y jamás retornamos"- G.Flaubert.



¿Por qué te inquieta lo que de cualquier manera llegará
y no te inquieta la que NUNCA JAMAS VOLVERÁ?
Dime, niña ¿no sabes que tu infancia no será más?
¿no sabes que es un tiempo corto, un instante en tu vida?

Aprovecha, vida mía, tus juegos, tu momento, tu alegría.
Sácale jugo a cada parte, exprímela como la naranja, para llenarte con su zumo.
Te aseguro que en esta carrera no vence el primero en llegar.
Más bien, al contrario, es una carrera por etapas y cada una cuenta al final.
No te importe quién vaya más deprisa, no creas que te pierdes alguna premisa
porque mañana siempre saldrá el sol; sin embargo, la luna de ayer nunca más la verás.
Cariñico, si juegas a ser mayor, será cuando realmente dejes de vivir lo importante.
Un beso para mis dos sobrinas que más quiero ¡qué rápido estais creciendo!!!!

02 marzo 2006

 

Abuelito del Mar


Se sentó frente a mí
-No te preocupes, no le tengo miedo. Cuando llegue, la afrontaré con serenidad- pronunció con voz firme y resignada.
Siempre fue un valiente y hasta cuando sintió el vaho de la muerte susurrándole en la oreja, no vaciló.
Es difícil describir lo que sentí en ese momento; sólo encuentro dos palabras PROFUNDO DOLOR. Un dolor muy intenso me quemó el corazón, impotencia porque no quiero que esa "despedida" sea.
Al principio, quise creer que marchó de viaje; sin embargo, el regreso no se produjo y la angustia me intimidó. De repente, choco con la realidad: el abuelo nunca volverá.
El abuelo del mar ha sido una persona muy especial. Era un personaje de libro, sacado a la realidad de mi vida.
Me transmitía el conocimiento del pasado:
Cosas que leemos consultando la historia o visitando museos, me lo contaba con tal detalle, que me dejaba boquiaberta. Era increible! Me acercaba vivencias que ahora nos parecen tan lejanas...Daba nombre a las personas que sufrieron una época, gentes como tú o como yo, que simplemente nacieron medio siglo atrás...Una República, una guerra civil de tres años, raciocinio, miseria...Tuvo que embarcar hacia el Canadá, pesca del bacalao.
En barcos de los años cuarenta, cruzar el Atlántico era una odisea, sin las comunicaciones actuales, meses en el agua...A pesar de la crudeza, él lo "decoraba" de tal manera que yo lo imaginaba como un corsario en un buque armado, con sus cañones y todo. ¡Hasta tenía dos tatuajes! uno de un ancla y otro de la venus desnuda ...............................................
Mi abuelo murió en la primavera del 94.
Todavía lloro su ausencia.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?