25 mayo 2006

 

Intensidad de una vida


Su mirada está agotada y sus ojos, cansados. No quiere perder la vida, ni su intensidad, ni su armonía...Su cuerpo, físico, no le sigue la carrera...Quizás un día la abandone y vayan por caminos separados...La vida por un lado y su cuerpo por otro...Pero al final del camino, le quedará la satisfacción de haber aprovechado...aprovechado el tiempo que le han otorgado...
A la bondad de mi abuelita costurera.

09 mayo 2006

 

Gracias

Me quedé así, como metida en un huevo, sin poder salir.
Os echo de menos, echo de menos no poder responderos, no poder visitaros.
Sé que pronto abriré los ojos, fuera de esta cáscara que me envuelve y tendré más tiempo para mí . Para mí ( que también sois vosotros) y mis cosillas, y mis ventanitas y mis visitas...tomaremos el té y nos comentaremos amablemente.
Gracias a todos por pasar, por dejar una nota, o no. Por ser vosotros, auténticos...Gracias porque te presentas como eres (yo por lo menos así lo creo, ¿o no?) .
Espero que la frecuencia de mis publicaciones sean más cortas...Un abrazo


This page is powered by Blogger. Isn't yours?