02 junio 2006

 

La herencia

Hay quien espera una herencia, que gasta incluso antes de tenerla. Yo me siento afortunada, pues me has dejado tus ojos, tu forma de ser, tu sentido común y el saber estar. He podido compartir contigo tus mejores años, buenos momentos y verme reflejada en tí. Gracias por tus sabios consejos, por inculcar en mí el hacer lo correcto, el llevarse bien con los demás, la tolerancia, el perdón...
Mi herencia eres tú, me quedo con lo mejor de tí. Espero no defraudar a los que me quieren, a los que me ofrecen su apoyo, a los que confiaron en mí, a los que me cuidaron...para recuperar el honor personal, el orgullo de hacer las cosas bien, el responder a una llamada de cariño...
La vanidad se desvanece en mí y no me hago esclavo del dinero, ni lo quiero; porque lo que necesito ya lo tengo...sin esperar a que venga la muerte.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?